Control de las emociones

Las técnicas de reproducción asistida son tratamientos médicos extremadamente seguros en la actualidad. De esta forma, se puede asegurar que los peores efectos secundarios que pueden tener en ocasiones son el estrés o el grado de ansiedad que pueden generar. Por ello, estos aspectos nunca pueden ser olvidados por el ginecólogo que está tratando a una pareja que está siendo sometida a un tratamiento de reproducción asistida. Con una asistencia correcta a este nivel, no sólo conseguiremos los mejores resultados en cuanto a tasas de embarazo sino también que la experiencia del tratamiento sea lo más placentera posible.

Control de las emociones
Solicitar Cita

¿Cómo poder realizar un buen control de las emociones?

Las bases fundamentales a considerar para el mejor control de las emociones son:

Intentar pensamientos positivos para con el tratamiento

Aunque manteniendo cautela sobre el resultado, hay que considerar que prácticamente en todos los casos, antes o después, de una forma u otra, los éxitos llegan. Sólo hay que tener paciencia en ocasiones, pero tener claro que el éxito llegará.

Apoyo mutuo en la pareja

Es fundamental que la experiencia de la reproducción asistida sirva para unir la pareja. Se deben compartir los miedos y las ilusiones y apoyarse en el otro cuando el estrés pueda aparecer.

Apoyo del ginecólogo

El ginecólogo responsable del tratamiento no sólo debe encargarse de promover que éste se realice de la mejor forma posible, sino que debe atender en un primer escalón de asistencia a los pacientes para facilitar que los miedos, la ansiedad o el estrés sean los menores posibles. Una buena información, una buena asistencia a cualquier duda o problema que surja en cualquier momento ayudará a que los pacientes se sientan lo más seguros posibles en todo momento.

Ayuda de un psicólogo

Si el ginecólogo o los propios pacientes detectan que los problemas de ansiedad o estrés puedan ser importantes, en ocasiones la consulta a una profesional como es el psicólogo puede ser importante. Es por ello que resulta fundamental la existencia de uno de ellos en el equipo de una unidad de reproducción asistida.

Terapias complementarias

En ocasiones puede ser útil recurrir a terapias complementarias como puede ser la acupuntura. Este tipo de tratamientos se han demostrado eficaces en el control de la ansiedad y estrés que se pueden asociar a los tratamientos de reproducción asistida.