Cultivo largo hasta blastocisto

El cultivo largo embrionario hasta la etapa de blastocisto es una variante técnica de la fecundación in vitro en la que los embriones se dejan evolucionar hasta esa etapa de desarrollo, el blastocisto.

Cultivo largo hasta blastocisto
Solicitar Cita

¿En qué consiste el cultivo largo hasta blastocisto?

El cultivo largo hasta blastocisto consiste en que, en el transcurso de un ciclo de fecundación in vitro, los embriones obtenidos, en vez de ser transferidos de nuevo al útero al segundo o tercer día de desarrollo, se dejan evolucionar hasta dicha etapa de blastocisto, la cual se suele alcanzar el quinto o, a lo sumo, sexto día de evolución.

¿Para qué sirve el cultivo largo hasta blastocisto?

El cultivo largo hasta blastocisto sirve, fundamentalmente, para ver mejor la calidad real de los embriones que se obtienen en un ciclo de fecundación in vitro. De esta forma se puede elegir, con más fiabilidad, el mejor o mejores de los embriones y, por tanto, tener más probabilidad de conseguir el embarazo.

Se sabe que con esta técnica las probabilidades de embarazo aumentan porque se selecciona mejor el mejor embrión. Así, el porcentaje de embriones que implantan por embrión transferido en este estadio es mucho mayor al que se obtiene si se transfieren a los dos o tres días de desarrollo embrionario.

Finalmente, al seleccionar mejor el embrión, se puede plantear transferir un solo embrión con excelentes resultados y poder así evitar el embarazo múltiple.

¿Cuándo se debe hacer un cultivo largo hasta blastocisto?

El cultivo largo hasta blastocisto actualmente es recomendable en todos los casos de fecundación in vitro porque siempre mejora las probabilidades de conseguir el embarazo.

Pero, sin duda, es aún más recomendable si no se ha conseguido embarazo en ciclos previos en que se han transferido los embriones a los dos o tres días de desarrollo. En estos casos es importante, tanto para el desarrollo del ciclo en sí, como para poder diagnosticar mejor el problema de la pareja. Esto es así porque, llevándolos a esta etapa de blastocisto, podemos estudiar mejor la calidad de los embriones que se obtienen.

¿Qué resultados se obtienen con el cultivo largo hasta blastocisto?

Con el cultivo largo hasta blastocisto, un ciclo de fecundación in vitro en el que se transfiere sólo un embrión, puede dar lugar a una tasa de embarazo media de un 45 %, si se utilizan óvulos propios y de un 65 % con óvulos donados.