Inseminación con semen de donante

La inseminación artificial con semen de donante consiste en llevar a cabo una inseminación artificial, pero utilizando el semen procedente de un banco. Los donantes deben ser anónimos por Ley en España. No se pueden elegir sus rasgos físicos, pero éstos deben ser lo más parecidos posibles a la mujer que reciba la inseminación.

Esta técnica se realiza fundamentalmente en los siguientes casos:

  • El varón de la pareja tiene una calidad de semen muy baja y no es utilizable ni siquiera para llevar a cabo una fecundación in vitro
  • El varón de la pareja no tiene espermatozoides ni en el semen ni tras hacer una biopsia testicular.
  • Mujeres solas.
  • Parejas de mujeres.
Inseminación con semen de donante
Solicitar Cita

Si debemos tener en cuenta que las probabilidades de embarazo son máximas si la edad de la paciente que se somete a la inseminación artificial con semen de donante no supera los 40 años. A partir de esa edad las probabilidades bajan bastante, por lo que suele ser conveniente recurrir en esos casos a la fecundación in vitro.

Las características que deben tener los donantes de semen son:

  • Debe tener estudios que aseguren la óptima calidad de la muestra de semen
  • Debe ser mayor de edad y, aunque la Ley no marca un límite de edad, la mayoría de los bancos lo sitúan en los 35-40 años.
  • Debe tener una historia médica personal y familiar sin ningún antecedente relevante
  • Debe tener una valoración psicológica normal
  • Debe tener una batería de analíticas normales que incluyan:
    • Analítica de sangre general normal
    • Estudio de enfermedades infecciosas que incluyan hepatitis B y C, HIV y sífilis negativos
    • Estudios genéticos normales que deben incluir un cariotipo para saber que no hay patología en los cromosomas y de las enfermedades genéticas más frecuentes en nuestro entorno.