Reproducción asistida

Las técnicas de reproducción asistida son un conjunto de tratamientos destinados a solucionar diversos problemas que pueden tener las parejas para conseguir resolver su problema de esterilidad. Hay técnicas muy diversas que van desde la inseminación artificial hasta la fecundación in vitro e incluso técnicas de diagnóstico genético de embriones. No hay una que pueda ser considerada mejor que otra. La elección de la técnica de reproducción asistida es fundamental que se base en un correcto estudio de la pareja. En función de los resultados de las pruebas diagnósticas que hayamos realizado podremos determinar cuál es la técnica más adecuada en cada caso. El criterio se basará en conseguir un equilibrio entre la eficacia de la técnica de reproducción asistida y que ésta sea lo más sencilla posible.

Reproducción asistida
Solicitar Cita

Pruebas diagnósticas para determinar la técnica de reproducción asistida

Las pruebas que se suelen realizar en las parejas para averiguar el problema que presentan y poder determinar la técnica de reproducción asistida más adecuada son muy variadas según el caso. Sin embargo, en general, las más frecuentemente utilizadas son:

  • Analítica de sangre general: es fundamental tener una valoración de la salud general de la paciente para saber si una alteración de la misma puede alterar el proceso a realizar.
  • Analítica de sangre hormonal: una valoración en sangre de determinadas hormonas realizadas en días concretos del ciclo nos permite saber si el ciclo ovárico de la mujer funciona adecuadamente
  • Ecografía transvaginal: una ecografía transvaginal nos permitirá saber si el aparato genital está en perfecto estado y como está la reserva ovárica, es decir la capacidad de los ovarios de producir óvulos en cantidad y calidad adecuados.
  • Seminograma con REM: es fundamental una valoración correcta y completa del semen. Debemos saber cuántos espermatozoides hay, cómo se mueven, qué forma tienen, cuántos están vivos, etc. Pero es muy importante hacer siempre un REM, también llamado test de capacitación, test de mejora, etc. Consiste en someter a los espermatozoides a unos procesos similares a los que sufren normalmente en el aparato genital de la mujer para saber cuántos tienen capacidad fecundante
  • Histerosalpingografía: consiste en introducir un poco de contraste a través del cuello del útero y hacer radiografías para comprobar que el contraste pasas adecuadamente a través de las trompas. No se hace siempre porque a veces produce cierta molestia su realización