Transferencia de embriones vitrificados

La transferencia de embriones vitrificados o criotransferencia consiste en transferir al útero los embriones previos obtenidos en ciclos de fecundación in vitro y que han sido preservados para su uso futuro.

Transferencia de embriones vitrificados
Solicitar Cita

¿Cuándo de realiza una transferencia de embriones vitrificados?

La transferencia de embriones vitrificados se realiza fundamentalmente en tres situaciones:

Segundos intentos

Cuando se lleva a cabo una fecundación in vitro, ya sea con óvulos propios de la paciente o con óvulos donados, no es raro que se obtengan un número mayor de embriones de buena calidad de los que se van a transferir al útero. Estos se pueden congelar, habitualmente hoy en día mediante la técnica de vitrificación, para poder usarse en el futuro. Si la paciente no ha conseguido el embarazo en la primera transferencia se puede recurrir a una transferencia de los embriones vitrificados previamente.

Segundos embarazos

Cuando una paciente o una pareja ha conseguido un embarazo pero en el ciclo de fecundación in vitro en el que lo consiguió hubo embriones sobrantes, pueden intentar tener un segundo embarazo con estos embriones, sin tener que recurrir a hacer un nuevo ciclo de fecundación in vitro desde el principio.

Transferencia diferida

Cuando se lleva a cabo una fecundación in vitro, ya sea con óvulos propios de la paciente o con óvulos donados, no es raro que se obtengan un número mayor de embriones de buena calidad de los que se van a transferir al útero. Estos se pueden congelar, habitualmente hoy en día mediante la técnica de vitrificación, para poder usarse en el futuro. Si la paciente no ha conseguido el embarazo en la primera transferencia se puede recurrir a una transferencia de los embriones vitrificados previamente.

¿En qué consiste la transferencia de embriones vitrificados?

Para realizar una transferencia de embriones vitrificados hay que pasar varias fases:

Preparación del endometrio

La preparación del endometrio se puede hacer de dos formas:

Ciclo natural

Se sigue por ecografía la evolución normal del endometrio del ciclo menstrual en que se va a hacer el tratamiento, sin aplicar ningún medicamento. Cuando se ve que el aspecto es adecuado, se añade un medicamento que aporta una hormona llamada progesterona. Esta permite sincronizar el endometrio con el momento en que el embrión fue vitrificado.

Ciclo sustituido

Para preparar el endometrio se administran unas pastillas o unos parches que se ponen en la piel y que aportan unas hormonas llamadas estrógenos que provocan que el endometrio esté más receptivo para el embrión. Mediante ecografía se comprueba que el aspecto del endometrio es el adecuado tras el tratamiento. Si es así, igual que de la forma anterior, se añade un medicamento que aporta una hormona llamada progesterona para sincronizar el endometrio con el momento en que el embrión fue vitrificado. Según muchos estudios, en la mayoría de los casos las probabilidades de éxito son mayores con este método.

Desvitrificación de los embriones

El mismo día de la transferencia se desvitrifican los embriones. En nuestro entorno, la supervivencia de los embriones tras la desvitrificación es de un 95 %. El número de embriones a desvitrificar será de uno o dos en función del número de embriones que se vayan a transferir al útero.

Transferencia embrionaria

De la misma forma que en cualquier fecundación in vitro, para hacer la transferencia embrionaria se utiliza un pequeño tubo de plástico, también llamado cánula, con lo que introduciremos los embriones en el interior del útero. No produce más molestia que la se puede producir habitualmente durante una revisión ginecológica al hacer una citología.

Después de la transferencia embrionaria

No hace falta ningún reposo. El reposo después de la transferencia embrionaria no ha demostrado que mejore las probabilidades de éxito. Se puede hacer, por tanto, vida completamente normal, sin excesos. Habrá que esperar 16 días después de la teórica fecundación de los embriones para saber, mediante un análisis de sangre, si se ha producido el embarazo.

¿Qué probabilidades de éxito tiene la transferencia de embriones vitrificados?

La transferencia de embriones vitrificados tiene, hoy en día, en nuestro entorno, la misma probabilidad de éxito que la transferencia de embriones en fresco. Por otro lado, la supervivencia de los embriones tras la vitrificación es un 95 %.